El Arzobispo preside el envío misionero de feligreses de la parroquia

El pasado jueves 29 de junio, solemnidad de San Pedro y San Pablo, el arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares, presidió en la parroquia el rezo de Vísperas. En esta celebración  fueron enviados a la misión María José Requena y la familia Fiore Lliso, de la segunda comunidad neocatecumenal de la parroquia.

María José, virgen consagrada, partirá como itinerante a San Petersburgo y Mauro y Verónica y sus cinco hijos como familia en misión a la isla francesa de Córcega. 

El Cardenal Cañizares, que les bendijo y les entregó la cruz, les dio la gracias por su disponibilidad y les animó a ser testigos del Evangelio. De forma que viéndolos a ellos, dijo, “vean cual es el arte de vivir”. También les invitó a no dejar la oración. 

En la celebración participó toda la comunidad parroquial.