Caridad

La caridad es el centro de la predicación de Cristo y el mandato más importante que Él nos da, por lo tanto debe ser de vital importancia para la vida de cualquier cristiano. Como ya señala San Juan:
“Quien no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es Amor” (1 Jn 4,8)
Por lo tanto, el amor a los demás es el camino hacia Dios. Pero lo más importante es que este amor hacia al prójimo debe ser totalmente desinteresado, perseguir y buscar lo mejor para otra persona a pesar de que a uno mismo no le proporcione ningún tipo de beneficio. Hoy en día la caridad tiene su representación más evidente en las parroquias en el grupo de Cáritas. En nuestra parroquia se ha constituido uno formado por personas de todas las edades y se reúne semanalmente encabezados por el párroco. Tiene muchas finalidades, desde procesos educativos hasta visitas a enfermos o acompañamiento a ancianos, pero todas ellas sin buscar nada a cambio, simplemente ayudar a las personas que verdaderamente lo necesiten. Si usted se siente llamado a formar parte de este grupo, no dude en acudir a la sacristía y será informado de todo.
Escultura de San Martín entregando su capa a un pobre
Escultura de San Martín entregando su capa a un pobre